Cuidamos de ti

Residencia de la Tercera Edad

Residencia Esperanza

Inscrita en la Junta de Castilla y León

Nº de Registro Sanitario

47-C3-0065

Contacte

983 22 84 66

esperanza@residenciaesperanza.es

La Residencia

40 plazas para personas válidas o asistidas en habitaciones individuales y dobles

Centro de día

Ubicado en el mismo centro y con capacidad para 10 personas válidas o asistidas

Estancias Temporales

Atención integral para estancias debido a convalecencias, enfermedades, etc.

Respiro Fin de Semana

Pensado para el descanso del cuidador principal, o por viajes de corta duración

¿Quienes somos?

La Residencia Tercera Edad Esperanza inicia su actividad el 16 de abril de 2002. Es una empresa privada que da un servicio asistencial para personas mayores con dependencia funcional, psicológica o social.

¿Por qué elegirnos?

Proporcionamos una alta calidad de vida y bienestar psicológico a los residentes y a sus familias mediante una atención cercana, profesional, integral y continuada.

¿Cómo elegir bien una residencia?

Para tomar la mejor elección lo mejor es visitar varios centros para conocer las características, funcionamientos y servicios que ofrece cada uno y ver cuál se ajusta mejor a lo que se está buscando. Para valorar todas estas cuestiones y la idoneidad de la residencia, es necesario hacer una visita al centro y preguntar todo lo necesario.

¿Qué debo tener en cuenta?

– El centro debe estar debidamente autorizado (se puede comprobar en la Consejería de Servicios Sociales)
– Los horarios de visitas deben ser amplios y flexibles.
– Cual es el estado de los residentes, así como la atención y el trato que reciben.
– Las actividades que realizan.
– La comida que se ofrece.
– La atención sanitaria de que se dispone (médico, enfermera, fisioterapeuta, podólogo, gerocultoras)
– Las Instalaciones.

¿Quién me puede asesorar?

Es aconsejable consultar con especialistas y a su médico de atención primaria sobre la conveniencia o no de que nuestro familiar ingrese en una residencia.

¿Se trata de una decisión definitiva?

Nunca debe tener el pensamiento de que una residencia es para toda la vida. La mejor elección de una residencia se da con ese objetivo, pero en muchas ocasiones sólo después de estar viviendo en ella se puede saber con exactitud si la decisión ha sido acertada o no.

Por ello conviene recordar que el cambio es posible si la persona mayor dependiente no se encuentra bien atendida. Lo principal es que una vez que se ingrese en la residencia, la familia y su cuidador habitual sigan visitándola y cuidándola en la residencia, eso sí, de forma muy diferente. Lo fundamental es preocuparse por estar con ella y conocer sus sentimientos y sus emociones, además de alimentar y mantener el deseo de seguir con su vida y su proyecto vital.

Visita Virtual

No espere más. Contáctenos hoy

Call Now ButtonLlámenos
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad